jueves, 18 de marzo de 2010

Los 3 venenos blancos


Hay tres sustancias en nuestra alimentación que deberían ser consideradas "venenos" por los perjuicios que tienen para nuestro organismo y el escaso valor nutricional que nos aportan... son considerados LOS TRES VENENOS BLANCOS, y estos son: el azúcar, la sal y la harina.

El azúcar blanco es sometido a un proceso de purificación químico, haciendo pasar a través del jugo de caña, gas SO2, que proviene de la combustión del azufre. Hay una creencia arraigada de que el azúcar de tono más oscuro es más saludable, esto no es totalmente cierto. La película de miel que rodea al cristal de azúcar morena o rubia contiene sustancias como minerales y vitaminas. Estas sustancias se les llama en el argot azucarero: impurezas. Cabe aclarar que durante el proceso a todas las sustancias que no son sacarosa, se les denomina impurezas, pero son inofensivas para la salud. Son éstas las que le otorgan el color y sabor particular, pero se encuentran en ínfimas cantidades que, desde el punto de vista nutricional, no tienen importancia, ya que serían necesarios consumos desmesurados de azúcar de este tipo para que estos otros componentes se ingirieran en cantidades relevantes. El Azúcar refinado o extrablanco es altamente puro, es decir, entre 99,8 y 99,9 % de sacarosa. El azúcar rubio se disuelve, se le aplican reactivos como fosfatos, carbonatos, cal para extraer la mayor cantidad de impurezas, hasta lograr su máxima pureza. En el proceso de refinamiento se desechan algunos de sus nutrientes complementarios, como minerales y vitaminas. Es un carbohidrato simple que aporta muchas calorías vacías, de fácil digestión y asimilación con gran poder edulcorante que contribuye a endulzar las comidas y a darles buen sabor. Estos carbohidratos son absorbidos rápidamente por el organismo e inducen a la inmediata secreción de insulina, que es una hormona que provoca la estimulación del apetito.
No aporta otros nutrientes que no sean los hidratos de carbono, al no aportar nutrientes esenciales frente a una patología específica o un régimen de bajas calorías se limita o elimina sin que se vea afectada la calidad de la alimentación
El azúcar es el causante de la diabetes, la obesidad y otras patologías.

Desde comienzos del siglo XX se ha intentado reducir los contenidos de sal que debe consumir una persona, lo que ocurre es que la cantidad se ve superada con creces sin necesidad de usar el salero! Esto es debido a que el 75% de los alimentos procesados ya contienen sal en exceso. La sal es sodio, un mineral muy importante para nuestro organismo, que junto con el potasio, mantiene el equilibrio hidrico del cuerpo, pero la cantidad necesaria ya esta presente en todos los alimentos y no tenemos que añadir más. La sal no engorda ya que carece de calorías, pero su consumo elevado hace que retengamos líquidos y esto, hace que nos veamos mas hinchados y se eleve el peso. Además es la causante de muchos problemas de hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

La harina se obtiene por la molienda de los granos del trigo principalmente. Antiguamente, se usaba entera, molida pero entera, con toda su fibra y en ese caso sí que contiene bastantes nutrientes pero en el proceso de la molienda se separa el salvado y, por lo tanto, la harina de trigo se hace más fácilmente digerible y más pobre en fibra. Además, se separa la aleurona y el embrión, por lo que se pierden proteínas y lípidos, es por eso que la harina refinada (blanca) no es nada más que una masa (al ser mezclada con agua) que no aporta absolutamente nada mas que calorías vacías. Es el principal ingrediente del pan, un alimento básico y no pretendo eliminarlo pero sí que recomiendo su uso en forma integral, para que nos aporte algún nutriente. El pan integral tiene las mismas calorías que el pan blanco practicamente, la ventaja del integral es, que al contener toda la fibra, el cereal entero... hace que pase por el sistema digestivo de una forma más lenta, provocándo una disminución en la producción de insulina y se consuman más calorías en el proceso de su digestión.

Evitar en la medida de lo posible estos tres elementos y ganareis salud además de mantener vuestro peso a raya.

No te envenenes!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

También puedes hacerme cualquier pregunta...